Kelly Shark Killer Slater

La cuarta temporada de la versión americana de The Office empieza con un doble capítulo, si toda la serie es excelente, estos dos capítulos son de los que suben la media. En ella el jefe de la oficina, Michael Scott, organiza una carrera para recaudar fondos para la lucha contra la rabia, porque en Estados Unido mueren 4 personas al año por la rabia. Os recuerdo que la serie es de humor por si alguno no lo tenía muy claro.

Sí, que mueran 4 personas es una desgracia, pero en un país de más de 320 millones de habitantes, la rabia no parece una causa preocupante de muerte. Así que organizar una carrera para recaudar fondos suena un pelín exagerado. Pero bueno, no deja de ser una carrera más y, la verdad, siempre será mejor que mueran cero que cuatro de cualquier enfermedad.

El problema hubiera sido si, en vez de organizar una carrera para evitar las muertes hubiera organizado una batida para matar a los animales transmisores de la rabia. Los principales transmisores de la rabia son los perros, gatos y murciélagos. No sé qué os parecería que se organizase una batida para exterminar esos animales porque mueren 4 personas al año. A mí me parece una burrada, pero hay un muy respetado surfista al que le parecería buena idea siguiendo su nivel de pensamiento.

Que en Reunión ha habido más ataques de lo habitual es un hecho y hay que ver cuál es el problema y cuál la solución. Pero que una matanza no es la solución es casi seguro. “Muerto el perro se acabó la rabia”, parece ser que es la hoja de ruta del de Florida. Y esto está muy bien como refrán, pero no como guía en la vida.

Parece ser que en Reunión tienen un problema de sobrepoblación de tiburones sarda. Bueno, pues eso es otro problema. El problema no es que haya ataques de tiburones a surfistas, esa es la consecuencia, el problema es que hay demasiados tiburones de un tipo donde no debería haberlos y saber por qué y solucionarlo, no empezar una matanza de tiburones para que Slater y los demás puedan surfear. Que, si la solución pasa por matar algún tiburón o no, yo no lo sé, pero que el problema es que hay más tiburones que en otras épocas, no que ataque a los surferos.

Es importante este razonamiento, porque si nos plegamos al del 11 veces campeón del mundo cualquier día vamos a los Pirineos a matar osos para que la gente pueda esquiar tranquila o fumigamos toda la selva para que no nos piquen los mosquitos.

No querido Kelly, no, no hay que empezar a hacer matanzas diarias de tiburones para que se pueda surfear a gusto. Habrá que buscar el problema y hallar la solución para tener unos mejores mares y océanos, eso es lo primordial, surfear, por mucho que nos guste no es tan primordial como la salud del planeta y sus habitantes, todos ellos, no sólo los que hacen surf.

Ahora ya lo sabes.

P.D: sí, Kelly Slater es el mejor surfista de todos los tiempos, aunque no lo haya dicho en cada párrafo del artículo y sí, desde luego que yo no quiero que se muera nadie más por un ataque de tiburón.

Muchacho

Muchacho

Agitador social, filósofo y cronista deportivo
share on: