11 poemas de error y un soneto a la desesperada

El agua es un bien escaso y natural,
pero beberla del tiempo es un error garrafal.
Los que dejan las jarras vacías en la nevera
Al infierno directos si por mí fuera.

Has pecado por batería, silencio y omisión,
por tu culpa, por tu culpa, por tu gran culpa
tengo que ver la última hora de conexión.

Grande es mi cama y grande el edredón
al cambiar la funda me meto hasta enterrarme.
Me lío, me pierdo y se resiste el muy ca…
¡Por favor que alguien venga a rescatarme!

La primavera, como en un sueño de verano, se ha esfumado
dejándonos con abrigos y cara de pasmados.
Ahora toca aguantar el bochorno descontrolado
que hace que todos estemos algo desajustados

No te esfuerces, llegas tarde,
el bikini es pequeño y blanda la carne
La operación es un fracaso pero ¿qué esperabas?
¿solucionarlo todo a base de ensaladas?

El calor y las terrazas nos llaman a la calle
El jaleo, las cañas y las tapas que repartes
Yo te invito a la siguiente, ¡mira tú que qué detalle!
Lo malo es cuando olvidas que mañana aún es martes.

No te quieras excusar
por comerte letras al escribir,
hacer, haber y hartar
necesitan la hache para vivir.

Es así como un don que tengo,
con cascos y gafas de sol,
puedo ir por la calle haciendo el mongol
porque invisible me vuelvo.

Por la boca muere el pez
pero no los políticos con sus declaraciones
¡ni roja tienen la tez!
y dimitir no está entre sus intenciones.

El AVE a Galicia pronto será una realidad
Necesitamos tres aeropuertos en la comunidad
¿El precio de los billetes? ¡una nimiedad!
Ahora, por favor, que alguien diga una verdad.

El Museo de Cera tiene una tarea pendiente
con tanto comportamiento indigno últimamente
Sacan a los muñecos por la puerta de atrás,
Yo les propongo una sala de los imputados y en paz.

Sonesto funesto

Aún a riesgo de sonar pedante
y me estoy temiendo que un poco osada,
un soneto escribiré esta velada
aunque no me lo demande Violante

La rima fácil da mucho el cante
pero yo tampoco pretendo nada.
Hay que rellenar con parrafada
y tengo que poner algo delante

Mas no todo lo que rima es poesía,
como tampoco lo que reluce es oro
y a mí el engañar no me gustaría.

Así toca despedirse con decoro
pero aclarar una cosa querría:
este soneto no es ningún tesoro.

unapiranha.com

share on: