¿A dónde va lo vivido?

Todo se pierde en el mar en el cielo y en el aire, al estallar contra el suelo, en el fuego, entre los jugos gástricos o simplemente es el ocaso y en un nuevo comienzo.

Lo que hemos vivido con Kelly Slater o con Tom Curren es algo difícil de repetir. La generación de Fanning, Parko y Dingo, los Beschen, Machado, Dorian y aquellos vídeos de Taylor, sin olvidarse de los Egan, Occy, Munga, Collins y sus melodías llenas de power pop.

Cómo olvidar el súper surf de Todd Prestage, Margo, Jay Phillips, Johnny Boy, Taj, Shane Powell, Sasha Stocker, Gerlach, Shea y Cory Lopez, Bruce Irons, James Catto, Travis Molina, Dog Marsh, Lynch, Macaulay, Herring, Davo, Padaratz, Kasey Curtis, Mikey Rommelse, Pottz, Benji, Kalani, Munro, Carroll, Pancho Sullivan, Beau Emerton, Brock, Rob Bain, Luke Stedman, Danny Wills, Sunny y un larguísimo etcétera.

Aborrecemos el presente y a ratos arrastramos mucho del que no quiere dejar caer sus olvidos. La barba canosa, el VHS y la nomenclaturas ASP. Todo es cuestión de tiempo y el que nos toque vivir será más auténtico que el de los demás: el hombre y el ego, el huevo y la gallina.

Una nueva ola habrá que asumir. Los que eran jóvenes ya se retiran. Fragmentos de tiempos vividos que te hacen idolatrar a Archy, Andy, Fanno, Kelly o Fletcher. Vendrán otros, seguro. El surf es algo tan tribal, legendario, antiguo y moderno que lo relativamente cercano se vuelve de culto.

Ya no quedan tipos como Matt Hoy. Hace nada Andy Irons estaba en Zarautz con un sticker de More Core División, ya no existe ni él ni la propia marca. No hace mucho era real, no hace tanto que Matt Biolos le pintaba las tablas a Archy.

No hace tanto que existe internet y ya lo estamos echando de menos cuando se nos prohíbe el wifi.

Cerveza Salada

Cerveza Salada

Edición y redacción de Cerveza Salada. Más de Andy que de Kelly. Mejor un mal día de surf que un buen día de trabajo.
share on: