Cabeza estufa

Cuando ponen en un debate a un terraplanista con un científico lo que dicen no puede pesar lo mismo. Hay que negarse, el mundo del surf no debería ser diferente. Desde la ignorancia no se puede opinar, y sin estilo estamos perdidos.

Hoy en día no posicionarse es posicionarse y así perdimos el aroma de Tom Curren para comprar colonia mediocre en todos los sentidos.

Al fin entendemos la estrategia de poner esos personajes lamentables en la palestra, esto viene de los 80s en televisión. Se dieron cuenta de que los espectadores vuelven a sintonizar, no por que de los protagonistas se hayan enamorado o idolatren; sino por que hay un malvado personaje al que odian. Angela Channing, JR, Medina, Dallas, Alexis Carrington Colby, Andy Irons, Italo, Ana Rosa Quintana, Belarra…

La expresión «Only Locals» ha mutado a «Only Fans». El surf se masturba pensando en ser un deporte cuando lo más porno era ser un estilo de vida.

¿Qué tienen que ver un OVNI en Las Vegas en 1973 con los Rolling Stones, con los Nazis, con el muro de Berlín y con una de las canciones más icónicas de la música alemana? Pues mucho, pero es una larga historia que ya deberían saber ustedes los surfistas lectores.

¿Pulled pork o cerdo desmigado? Perfecto para bocadillos o hamburguesas, todos está hecho trizas bro!. Lo que sería perfecto es dejar de hacer el fucking ridículo utilizando expresiones en inglés cuando las tenemos todas, absolutamente todas, en castellano.

El surf es un deporte peligroso. El golf puede que también pero no lo saben quienes lo practican. No olvidemos que el hospital es bueno, pero tiene inconvenientes: hay una serie de infecciones que se contagian por el propio hecho de estar allí. Estando en casa se evitan. Válgase la vida como lombriz en el ano.

¿Qué más podemos hacer por el surf y la sociedad? El impuesto a la cerveza recauda cinco veces más que la electricidad en España. Tendremos en cuenta las salinas ibicencas para cerrar el círculo. Menos luces que un votante de Vox y más sed que un irlandés en Mallorca.

¿Qué sucede con las marcas de surf? Ahora son camps o escuelas, estamos ante un cementerio de proyectos de agua en la era digital. ¿Qué hace famoso a un surfista hoy en día? Menos el surf, todo.

Estos datos muestran una tendencia clara en la estrategia de las compañías que prefieren personalizar sus mensajes saturando las cabezas de los jóvenes surfistas, o aficionados al deportes, hasta convertirlas en estufas.

Y que nadie se olvide que los trucos, los aéreos y todo eso generan puntos y aplausos en competición, pero el estilo te da el respeto.

Cerveza Salada

Cerveza Salada

Edición y redacción de Cerveza Salada. Más de Andy que de Kelly. Mejor un mal día de surf que un buen día de trabajo.
share on: