Nos llega lo último de la siempre sonriente Coco Ho. Unas cuantas sesiones en la costa norte de Hawaii durante el pasado invierno donde queda demostrado que la dinastía familiar tiene mucho presente y futuro.

share on: