De notas, vecinos y camiones de basura

recycleSiempre me fascinaron las notas. No las del colegio sino esas que se escriben dirigidas a un alguien pero siendo conscientes de que muchos otros álguienes las pueden leer. Lo que viene siendo un posteo en el Muro de Facebook pero vintage y con mucho más encanto. Esos postits pasivo agresivos o aquellos que pretenden arreglarlo todo con una carita sonriente al final, las notitas de clase que encerraban un millón de dudas en una frase o demasiadas tonterías, según se mire, y por supuesto, mis preferidas, las notas anónimas destinadas a un concreto desconocido colgadas en un lugar público.

Bravo por este hombre o mujer que al límite de su paciencia decide hacer uso de la palabra escrita para denunciar a un ser que no sabe a ciencia cierta quién es o quién podría ser (muy fan de las notas a los posibles cacos)

Por esta razón, Drama en el portal (http://dramaenelportal.tumblr.com) es una de las páginas que más me hace reír últimamente.

Y es que son pocos los que se atreven a plasmar en papel su indignación, pero menos aún los que lo hacen de manera correcta, sin dejarse llevar por la ironía absurda, la contradicción (pidiendo educación y luego cagándose en todos sus muertos), el ridículo o la poca vergüenza de no comprobar las faltas de ortografía.

Tanto las faltas de civismo que se narran como la forma en que se describen en estas cochambrosas hojas de papel (aunque cuidado que tenemos versiones plastificadas) ayudan a hacernos una idea de lo que es esta España mía, esta España nuestra, porque al fin y al cabo ¿qué son las Comunidades Autónomas sino una comunidad de vecinos elevada a la enésima potencia?

¡Vivan las notas en el portal! Y viva la madre que parió al que en un alarde de gallardía e ingenio, decide contestar en esa misma nota al acusador público. Olé tú. Gracias por ser tan descarado, tan desvergonzado, tan…tan vecino!

Y es que yo misma estoy tentada de dejar mi propia nota en el portal porque resulta que que tenemos que pedir perdón por reírnos 3 personas en un salón un viernes a la 1 de la mañana. Avisadas estamos a base de puñetazos en la pared que hacen temblar los cimientos y de notificaciones vía Jesús, el portero, (en adelante J.E.P.) que nos comenta al día siguiente que tenemos que plantearnos la vida de otra manera.

Pero es que para entender esto debo describir a J.E.P. y darle sus galones de auténtico portero-portera. J.E.P. todo lo sabe y todo lo comenta. J.E.P. se siente completo cuando le cuentan qué tal fue la operación del señor del 5º o si le preguntan si está en casa la señora del 2º. Cuando cualquier persona normal llamaría al timbre, en esta comunidad, se pregunta a J.E.P., porque J.E.P. está ahí para servir a los vecinos de siempre y mantener a raya a los nuevos inquilinos como nosotras. J.E.P. es un portero castizo con acento sureño y sonrisa afable hasta que te suelta una pulla y te entra el miedo. En nuestras teorías conspiranoicas sabemos a ciencia cierta que si hay un asesinato en el edificio, será J.E.P. con la fregona en el cuarto de los cubos.

Yo a J.E.P le contesto que somos unas «vecinas ejemplares» y que llame la señora esa a la policía si quiere, que si vivimos en casas con paredes de papel, qué le vamos a hacer, que yo no me quejo cuando el niño de arriba corre y me funde las bombillas.

Yo entiendo que esto de las vecindades es una cosa peliaguda. Te tocan lo tuyo. Literlamente. MI espacio, MI casa roza con la suya.

Pero es el precio que hay que pagar por ser un burgués del burgo. Un grillo en la ciudad que lucha por hacerse oír como tantísimos otros. Aunque luego venga el camión de la basura y nos calle a todos, pues desde mi cama de un primero parece que una noche «el gaaaaaaancho» se equivocará me llevará a mí en lugar de a los contenedores hacia el futuro que me toque. El que nos toque a todos.

Algunos acabarán siendo un cubo de chatarra prensada para ocupar menos espacio en medio de la nada y otros en cambio irán a una planta de reciclado y vivirán varias vidas en una. Yo así lo espero.

Piraña ><>
www.unapiranha.blogspot.com

1 comentario

Los comentarios estaán deshabilitados

share on: