Después de una larga espera llegaron los dos primeros swells a las costa de Skeleton Bay en Namibia

share on: