El desamor de Brasil y Australia

Tras los últimos acontecimientos es evidente que en Brasil no le tienen mucho aprecio a Australia o viceversa.

Hemos leído mucha falacia de haters estos días en redes (cómo no) y la conclusión es que viene de atrás. Han tildado a los aussies de racistas y de mirarles por encima del hombro, por el contrario a los brasileños de poco respetuosos.

El inicio de éste apasionante e incoherente conflicto lo origina el buitreo de Mickey y la saltada de Jesse, cosas que pasan hasta en las mejores familias.

Desde nuestro respeto y siendo totalmente imparciales, lo que han venido a decir unos y otros es que Australia es un país con antepasados europeos, muchos de ellos reos y expatriados, un gen bastante Hooligan. Que no acaban de congeniar con un Brasil pasional. Los americanos de habla portuguesa aman competir y si ganan, sus contrarios se quejan de sus burlas, bailes y claims (no sólo en surf), y si pierden lloran desconsoladamente y hacen piña.

Ahora, y con razón, los brasileños no se sienten a gusto en Australia por los continuos ataques de tiburón.

Lo importante es que la seguridad de los surfistas sea completa y que todo vuelva a su cauce. Queremos surf y no odio, violencia y reproches. Ámense chicos que por desgracia no hay ningún Ronaldinho en Australia. Próxima estación: Saquarema, Brasil.

Cerveza Salada

Cerveza Salada

Edición y redacción de Cerveza Salada. Más de Andy que de Kelly. Mejor un mal día de surf que un buen día de trabajo.
share on: