El rico machete panameño

Hace escasos días, mientras solucionábamos unos seguros de vida con el práctico Agustín Romerales Portero, nos llegaba a la redacción esta foto del afamado e ilustre skater, surfer, cantante de folk y binguero llamado Gonzalo.
Él es un miembro más de CS, sólo que le vemos poco: en la cena de Navidad y para cobrar finiquitos por auto despido, que después entre cervezas reconoce que no son ciertos y devuelve el dinero (un juego legendario en Hungría, de donde proviene su familia).
El bueno de él como buen latino se encuentra en Panamá comprando sombreros y botas Panama Jack. Nos enviaba esta foto y con ella una leve nota que abajo podréis disfrutar. Estaba escrita con sangre de sus dedos y lágrimas de sus ojos. Los latinos sienten mucho y son abiertos, puro corazón.
Brincaba ebrio y confuso el precoz poeta panameño Augusto Fábregas:
“Agridulce es el sabor de la espera, agrio es el sabor del encuentro frustrado y dulce el encuentro consumado”
Y si no es así, merece serlo. Todo aquello que reza uno se cumple, la de cientos de jóvenes ciegos que hay por masturbarse en la niñez. Bendita sea la vida, bendito sea el amor latino.
share on: