El tennis de Bobby

Antes de beber la ambrosía es necesario bañarse y purificarse. Mejor sería hacer lo que dice el mar y no lo que hace. Poco se parece el tenis al surf, aunque cada vez más y asimilarlo será lo cotidiano. Habrá que volver al surf de verdad, estilo y coches oxidados en la cuesta llena de barro.

El próximo año será 2020 y serán 20 años desde el año 2000. Aún peor, seguirás pensando que hace 30 años eran los años 70, sin pensar que en los 90 pensar en 30 años atrás eran los 60. Enfocando la vejez puedes vivir mejor que en el engaño, corres el riesgo que te pillen y te llamen viejo.

El eco persiste y son muchos los que aseguran que antes el surf tenía un significado. Tiempos nuevos tiempos poco salvajes. Los cambios son novedad y no todo tiene explicación. Ni respuesta, ni precio. El sentido a muchas cosas se lo da uno o simplemente no tiene. No todo es justo y nunca gana el mejor. Si aprendemos a vivir con esto estaremos dentro de la lógica.

Ironía y sarcasmo como asignatura obligatoria. Tal vez los más jóvenes surfistas deberían estar estudiando y tomando notas de surf de los mayores. De su manera de surfear, peinarse y actuar en la playa.

Llevamos a los niños a la guardería y a los abuelos al asilo, para acabar comprando un perro para que nos haga compañía y abandonarlo cuando no tengamos tiempo para ocuparnos de él. Tenemos olas por descubrir pero hacemos piscinas. Tenemos pelos dorados y nos afeitamos para dejarnos crestas teñidas como los futbolistas.

El futuro no es auténtico hasta que se convierte en pasado. Y en ello estamos fallando, demasiada tecnología y poco carisma. El surf no es sólo competir, el surf se siente y las maniobras si no las sientes no fluyen.

Si entiendes el canto de tu tabla, si absorbes esa transición en plano y crees que en el bottom hay más legado que en el aire es que estás convencido de tu surf. Tienes la salsa a punto y la carne en la parrilla.

Aparca y vuelve al inicio, la llave la tiene Archy, es lo mismo pero con matices. Parece que el invierno será largo y las olas buenas.. Mejor volver a verte que verte volver.

Cerveza Salada

Cerveza Salada

Edición y redacción de Cerveza Salada. Más de Andy que de Kelly. Mejor un mal día de surf que un buen día de trabajo.
share on: