Filipe Toledo gana el Surf Ranch Pro

Y llegamos a la cita del campeonato del mundo de surfing que es todo menos surfing. Olas artificiales y perfectas, cero naturaleza y mucho postureo. Durante los días de la misma pudimos ver la piscina de olas de Kelly, la comida de Kelly, la guitarra de Kelly y todo el tour adorando a Kelly, eterno Kelly.

Al margen de esto y ya centrándonos en la competición un año más el evento se nos hizo tremendamente aburrido, tanto que preferimos ver los resúmenes a seguirlo en directo. Una vez más la tormenta brasileña demostrando que a día de hoy no hay nada como ella en el surf internacional, y menos tal y como está ahora mismo configurado el Tour. Así que esta vez ganó Filipe Toledo a su compatriota Gabriel Medina con un surfing de otro nivel como solo él puede llevar a cabo.

En categoría femenina fue Johanne Defay la que se llevó la victoria al imponerse a la hawaiana Carissa Moore que encabeza el ranking mundial.

Todavía estamos preguntándonos cómo es posible que haya una prueba del circuito mundial de surf que se rija por otras normas y se celebre en distintas condiciones al resto de las etapas del circuito. Imagínense que un partido de la liga de futbol o la NBA que se jugase con otros criterios arbitrales y con dimensiones de campo diferentes, no tendría ningún sentido pero parece que esto a la WSL no le importa demasiado.

El caso es que el show terminó y la WSL regresará a la naturaleza con tres brasileños en las tres primeras posiciones de ese ranking que sirve para más bien poco ya que puedes haber ganado todas las pruebas pero no serás campeón si no ganas una última en Trestles en otra decisión repleta de coherencia.

Gracias Lemoore, otro campeonato que olvidaremos pronto, seguiremos soñando con tiempos mejores.

share on: