Free Sunny Garcia

Primero decir que cualquier noticia sobre Sunny es bienvenida y ojalá le volvamos a ver hacer surfing. La noticia saltaba ayer con una cuenta creada en Instagram que denunciaba el supuesto secuestro domiciliario de Sunny García por parte de su ex novia.

Un muy loco perfil creado en Instagram para denunciar una supuesta situación que involucra al ex campeón mundial y legendario surfista hawaiano, Sunny García con un escenario Hollywoodiense.

Según la cuenta el hawaiano no ha estado en coma en un hospital durante este tiempo, sino más bien, prisionero en una casa ubicada en una comunidad cerrada en Texas por su ex novia, Lori Park o el Parque de Lola parece ser.

La publicación dice que la información sobre Sunny se mantuvo en secreto de su familia e hijos por orden judicial pero huele a lío de familia y money. No ha podido ver a su familia lalalalala o amigos durante tres años y nueve meses, y no han recibido ninguna actualización sobre su estado ni recuperación. Dice la publicación que la familia ha sufrido mucho por no verlo, y sus amigos y fans también.

En el video que acompaña al texto, con imágenes antiguas tomadas antes de que el hawaiano fuera hospitalizado, García aparece diciendo que su mayor temor es que lo separen de su familia.

Salvo la hija de Sunny García, quien reposteó la noticia en sus stories, nadie de la familia comentó la publicación, cuya autoría se desconoce. Y aquí está la clave. Hasta CSI Badajoz podría darse cuenta de lo que sucede.

Es evidente que la situación del famoso surfer ha estado rodeada de misterios y con un pasado envuelto siempre en llamas.

En 2019 fue encontrado inconsciente en su casa después de un presunto intento de suicidio.

Las primeras informaciones difundidas por amigos del ex campeón del mundo darían cuenta de que estaba muerto, pero el hawaiano estaba internado en un hospital de Oregón. La propia familia pidió privacidad y muy poco se supo sobre su estado de salud. En septiembre de ese mismo año aparecieron las primeras fotos.

Su hija Kaila asumió entonces el papel de comunicadora de la evolución del estado de salud de su padre. En aquel momento informó que estaba despierto y en tratamiento diario y poco más.

La tutela había sido otorgada a su ex novia, la millonaria Lori Park, quien asumiría los altos costos del tratamiento del hawaiano y poco más una vez más.

Ojalá una posible y pronta recuperación del que ha sido una de las personas más importantes de la historia del surf. Sea lo que sea esto está calentito. La ex novia y la hija tendrán algo más de decir. Habrá que esperar, mientras lo recordaremos siempre así con surfing en Hawaii y musicón. Nunca en Texas ni en noticias negativas.

share on: