Hola Taj, ciao Billabong

Cualquiera que haya visto la despedida del mito de West Oz en Stab sabrá ya que este sector se ha ido a tomar por culo. Su surf sigue siendo infinitamente mejor que lo que actualmente nos meten por las retinas de la competición, y eso es un hecho irrefutable para todo aquel que sepa algo de esto.

Se va Taj de su sticker icónico, queda su surf, queda el Sabotaj, sus birras, su sonrisa y su imposibilitado título mundial bloqueado por el poder fático de una industria que cada día apuesta menos por el surf y más por los números.

Billabong tendrá sus números, como Hurley y Mercadona, pero sin duda lo que les funcionó sucedió hace más de dos décadas: Pump, McCoy, Munga, Sunny y esa tableta de chocolate puro llamado surfing.

Vienes o vas, Taj nunca se irá, las marcas se van, los surfistas se quedan y la moda australiana nunca estuvo en París, Milán o Madrid.

El sector ya no se afeita, no puede ser, se ha dejado y no se ducha. Nunca más te podré tener, dicen los eruditos. No contestan al televisor… el divorcio será lo mejor… así será Manolo, así será Quimi. Y la solución nunca llegó.

Cerveza Salada

Cerveza Salada

Edición y redacción de Cerveza Salada. Más de Andy que de Kelly. Mejor un mal día de surf que un buen día de trabajo.
share on: