Italo Ferreira nuevo campeón del mundo y del Pipeline Masters

Llegados a este punto y altura de la temporada, el campeonato mundial se decidía ayer en la última jornada del Pipeline Masters entre dos brasileños, ambos con infinito talento. Uno cuenta el peor estilo que se recuerda y el otro con el peor comportamiento posible, hablamos por supuesto de Italo Ferreira y Gabriel Medina. Nada nuevo bajo el sol.

El día fue avanzando, las rondas se suceden y el amigo de Neymar Jr parece el más fuerte según pasan las mangas, dejando incluso al local hero John John Florence en combo en unos cuartos de final que eran la final soñada por todo el mundo, o por lo menos por nuestra redacción.

El eterno Kelly Slater por su parte también mostraba sus cartas y se colaba en semifinales después de vencer a Jack Freestone en el último segundo. Dios le vino a ver en forma de ola cuando solo faltaban 40 segundos para el final y estaba eliminado.

Así que Italo tendría que ganar primero a Kelly en semifinales y luego a Gabriel en la final. Dicho y hecho. El de Florida no fue rival en semis y en la final conseguía e título del Pipe Masters primero y el mundial después.

Cara y cruz para Kelly Slater que con su resultado se adjudicaba la Triple Corona de Surf pero quedaba despojado del sueño olímpico cuya plaza será para el mejor surfista del planeta.

La temporada de competición acaba así, una vez más tenemos campeón del mundo procedente de Brasil en una temporada en la que si no se hubiera lesionado John John Florence probablemente se habría alzado con el titulo holgadamente y que ahora pasa a manos de un tipo con un talento descomunal pero con un estilo nefasto, algo que por otra parte ni a la gente ni a la WSL parece importarle y a nosotros tampoco es que no quite el sueño.

share on: