La WSL confirma una prueba en la piscina de Kelly para la próxima temporada

Es oficial, nada nuevo bajo el sol, algo tan predecible como el final de la última mala película que hayas visto.

La política manda y se activan las puertas giratorias, mujeres y hombres de plástico servirán café sin cafeína, cerveza sin alcohol, sacarina en lugar de azúcar, leche sin lactosa y el mar no será mar.

Tendremos el evento más esperado del año y que habrá mucha televisión, la audiencia manda eso ya se sabe. Las olas serán asquerosamente iguales y perfectas y no habrá ningún factor inesperado. Todo perfecto y en su sitio como una casa de revista en la que no se puede manchar.

Nosotros mientras tanto nos seguiremos preguntando qué queda del surf si le eliminan la naturaleza. La respuesta es sencilla, nada de nada, y si es algo no será surf, se le parecerá mucho pero no será lo mismo.

share on: