Owen Wright vence a Medina y conquista Tehaupoo

Todo indicaba que el brasileño Gabriel Medina se volvería a imponer en las imponentes olas de Tehaupoo. Los favoritos y especialistas había caído a las primeras de cambio y superado unos complicados cuartos de final ante el francés Jeremy Flores el camino estaba libre para una nueva victoria.

Y ahí es donde aparece el australiano Owen Wright, ese espigado surfista que casi ni se acuerda de si mismo tras un terrorífico accidente en Pipeline y que siempre destaca cuando las condiciones son temibles. Pues bien, tras varias mangas de surf y tubos antológicos, se plantó en la final y cuando parecía decantada a favor del amigo de Neymar Jr del que tanto se escribe últimamente le arrebató el campeonato en un abrir y cerrar los ojos con dos imponentes tubos.

Y así acaba la historia en una nuevo campeonato de esos pocos que merece la pena ser vistos y saboreados. No sabemos que pensará la WSL pero cuando hay eventos con condiciones épicas es cuando realmente la competición cobra sentido. Las mejores olas con los mejores surfistas decían hace no demasiado tiempo.

Ahora no tenemos ni una cosa ni la otra pero eventos como éste hacen que la nostalgia de tempos pasados reaparezca y que volvamos a pensar en por qué se elimina el Cloudbreak, se apuesta por piscinas de olas y se olvida que el espectáculo son las olas, Tehaupoo, Pipeline, Fiji…

Solo así se explica que ahora Filipe Toledo sea líder del mundial, seguido de Jordy Smith y Kolohe Andino tres tipos que como todo el mundo sabe nunca se han caracterizado por ser grandes surfistas en condiciones sólidas.

En la cuarta plaza ya asoma el simpático Gabriel Medina que ya está en condiciones de luchar por el mundial y superar en títulos a John John Florence. Que así sea.

Mención aparte para los nuevos colores de las licras e identidad visual que ha implementado la WSL en este evento perfectas para ataques epilépticos y para mentes alucinadas dignas de los años 60, pero eso es otro tema.

share on: