Ozzie Wright presenta «Shoots Rainbows» en Londres

Nos fuimos a Londres el pasado jueves para celebrar la nueva colección de Volcom y Ozzie llamada “Shoot Rainbows”. Una movida llena de color con una máquina de coser y peinados a la taza. Lo primero que se te pasa por la chota al oír Londres es; evitar una paliza al ser confundido con un vagabundo o beber pintas de birra sin gas ni temperatura a precio de “caviar loco” hasta vomitarte encima. Es posible que no sea el más común de los pensamientos, tampoco lo es llevar a un surfista famoso con más surfistas y a los mejores medios europeos de surf a un lugar sin mar.

-«Welcome to London»-, debió decir el bueno de Ozzie al aterrizar en la gran urbe europea, si es que sigue siendo Europa. No llovía y eso ya era alegría. Nadie comió Fish & Chips, siendo eso lo opuesto a la puntería ese día que sonreía. Las genialidades de Volcom no tienen límite, así que nos plantamos en Shoreditch para adentrarnos en el maravilloso mundo de TT Liquor. Miles de botellas de destilados en sus estanterías visten un lugar creado en madera y programado para hacer todas las judiadas que tu cerebro desarticulado pongan en la punta de tus dedos: cine, sala de conciertos, baños al fondo a la izquierda y agentes de seguridad pasados de kilos pero con muy mal carácter y poca ejecución.

Las obras de arte coreaban las luces interiores del monstruo australiano y él se paseaba con naturalidad por todo el complejo. Todos se fotografiaban con él, y él con nadie. Era un ejercicio superior, las cervezas eran infinitas y los Posca nos dejaban derrapar en las paredes. Sonaban los holandeses Moon y los DJ´s hacían sudar a los insectos humanoides que tropezaban entre si. Allí estaban William Aliotti, Gony Zubizarreta, Harry Timson o Cindy Crawford (apareció posteriormente en Heathrow con su familia), y todos “Dispararon un Arco Iris Contra el Fascismo”. ¿Ebrios? Si, claro.

Mucha frescura, talento y cultura surf en todo aquello que hace el creador de los “156 tricks”. En un mundo en el que el surf ha mutado a deporte para gente competitiva, egoplana, ranciagrasienta, gris-vainilla y zafiafestiva, personajes de colores y desbordantes de surf y buena energía como Ozzie nos llenan de felicidad. Él es el camino, entren a ver y a comprar la cápsula de Ozzie. Vayan a Londres de cuando en vez, salgan del gimnasio desnudos y abracen la luz del túnel con algo líquido en la mano.

Agradecimientos a Santos “Beer Manager”, Guillaume Picasso, DJ Jeb y por supuesto a Santi-Santiago por llevarnos a través de su teléfono más allá de lo que un taxi o el Brexit puede llevar a los ingleses.

¡Cheers Ozzie!

share on: