Piscinas y sopor by Muchacho

Pues no estoy de acuerdo con que haya sido y sea en el futuro un sopor, jovenzuelos. El mar siempre ha estado ahí, y siempre estará. Que la primera vez que se hace algo no haya salido perfecto es lo normal (sí, hay mucho que mejorar). Creo que es un formato que puede ser divertido y que no debe rivalizar con los campeonatos en el mar. Simplemente se puede añadir sin quitar nada.

Yo adoro el baseball y el billar, y adoro verlos jugar, porque lamentablemente el primero no lo he podido practicar nunca y el segundo se me da peor que hacer dieta. Y sé que, a ojos de muchos, son deportes aburridos de ver en la tele. Pero eso es porque hay que valorar otras cosas distintas a las habituales, no hay entradas, no hay contacto físico, etc. Yo entiendo que no guste a todo el mundo. Pero tiene su atractivo, hay millones de personas que así lo creen.

También pasa que una marca se deja una pasta inmensa en hacer un campeonato en una playa o un pico y llega el día de la final, hay menos olas que en un pantano y gana Filipe Toledo. Y eso, amigos sí que es un sopor. Se abre un nuevo pozo donde enterrar dinero y los que primero lleguen se lo van a llevar todo. Y, como no, Kelly está ahí, porque es más listo que todos nosotros juntos.
Un campeonato en piscina no deja de ser como uno monomarca en motor. Todos en igualdad de condiciones y a ver quién es el mejor. Me gusta la idea. También me flipa lo que decís de seleccionar la ola, saber ganar las preferencias y todas esas vainas, pero de esos campeonatos ya llevamos unos cuantos. Y la verdad, por probar alguna cosa nueva no creo que se muera nadie (drogas y balconing aparte).

Lo he dicho unas cuantas veces y lo repetiré otras tantas, me gustan mucho las piscinas de olas, ojalá poder probar una. No me gusta competir, quizás porque soy el peor deportista de todos los tiempos. Mala actitud, peor aptitud. Pero un chapuzón en una piscina de olas es algo que voy a hacer tarde o temprano.

Ahora ya lo sabes.

Muchacho

Muchacho

Agitador social, filósofo y cronista deportivo
share on: